Juntas estructurales

 

Las deformaciones de los elementos de una estructura son causadas por las cargas aplicadas y, además, por otras acciones que son independientes de aquéllas, como es el caso de las cargas térmicas, la fluencia y la retracción del hormigón.

Grietas en pavimento de hormigón por la no disposición de juntas
La no consideración de estas acciones puede dar lugar a la aparición de fisuras que comprometen la durabilidad de la obra, pudiendo originar fallos de estanqueidad o corrosión de las armaduras del hormigón. Si bien las fisuras en el hormigón no pueden ser previstas completamente, sí pueden controlarse y minimizarse por medio de un diseño adecuado de las juntas.





Tipos de juntas

Según su función, tenemos tres tipos de juntas: de contracción, de dilatación y de construcción.

Juntas de contracción

Las juntas de contracción se realizan después de que el hormigón ha sido colado y compactado. Para ello se emplea un ranurador con el que se crea un plano de debilidad hasta una cierta profundidad inferior al espesor del elemento.
junta de contracción

Juntas de dilatación

En las estructuras de hormigón es muy frecuente la disposición de juntas de dilatación cuando losas, forjados o muros sometidos a gradientes de temperatura tienen impedido su libre movimiento. Las juntas de dilatación deben permitir los movimientos relativos entre las dos partes de la estructura que separan.

Las juntas de dilatación se disponen para evitar los esfuerzos debidos a las variaciones de temperatura de la estructura en servicio. Al disponer juntas de dilatación se reduce la armadura necesaria para limitar el ancho de las fisuras en aquellos elementos cuyo movimiento se encuentra impedido.




Junta de construccion o junta de hormigonado

Las juntas de construcción son aquellas donde el hormigón antiguo recibe al hormigón nuevo después de interrumpirse el hormigonado, ya sea voluntariamente o de forma forzosa.

Más info:

Tesis que estudia el comportamiento de juntas de hormigonado a los esfuerzos de compresión y flexotracción en hormigones H30, H25 y H20 (según NCh 170 Of.85). El estudio compara los resultados obtenidos en probetas con hormigonado continuo y probetas asemejadas a la condición de juntas.


No hay comentarios:
Write comentarios

Si quieres, puedes dejar tus comentarios o expresar tus dudas:

@ingeniero_ccp