Plantas para Desalación de Agua de Mar en Canarias

 

Desde 2013, la competencia para la distribución y la concesión de las subvenciones para las plantas potabilizadoras para desalación de agua de mar  en las Islas Canarias corresponde al Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

El objetivo de las ayudas a la actividad de desalación de agua de mar no es sólo garantizar la suficiencia y calidad de los recursos hídricos, sino también incentivar los sistemas de potabilización más eficientes, considerando un uso racional del agua, particularmente desde el punto de vista energético.




La economía de las islas que tienen mayor escasez descansa sobre la desalación, que existe en Canarias desde que fuera instalada la primera planta desaladora de agua de mar de Canarias y de España en la isla de Lanzarote, en 1964. Desde entonces, la investigación y la experimentación han colocado al archipiélago en primera línea mundial en el campo de la reutilización del agua, fundamentándose en ello gran parte del desarrollo económico futuro de Canarias.

Concesión de subvenciones a las plantas potabilizadoras para desalación de agua de mar en las Islas Canarias

La Orden IET/1150/2014, de 30 de junio, es la que establece las bases reguladoras de la concesión de subvenciones a las plantas potabilizadoras para desalación de agua de mar en las Islas Canarias. El procedimiento de concesión será el de concurrencia competitiva.

El objeto de la Orden es abaratar el precio final del agua potable para consumo doméstico producida en las plantas desaladoras situadas en el territorio de la Comunidad Autónoma de Canarias, impulsando la eficacia en todo el proceso de abastecimiento de agua a la población.

Los posibles beneficiarios de las ayudas serán entidades locales o empresas públicas o concesionarias que, en el territorio de Canarias, cumplan simultáneamente las siguientes condiciones:
a) Ser o haber sido titulares del servicio público de abastecimiento de agua o de su explotación.
b) Verter o haber vertido agua, obtenida a través de un proceso de desalación de agua de mar, a la red de distribución para el consumo doméstico.
Las subvenciones se abonarán con cargo a los créditos consignados al efecto en el Presupuesto de Gastos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo en los Presupuestos Generales del Estado.




Cuantías de las ayudas a las plantas desaladoras

La subvención que podrá percibir cada uno de los beneficiarios se obtiene por la aplicación de una fórmula matemática que es función de factores como la disponibilidad presupuestaria, el volumen de agua desalada, las pérdidas en la red de distribución, el volumen total de agua vertida a la red pública de distribución procedente de fuentes distintas a las plantas potabilizadoras, la diferencia entre el volumen inicial y final de agua almacenados en los depósitos de cada beneficiario en el intervalo de tiempo que establezca la convocatoria, el volumen de agua facturado por cada beneficiario y el consumo de  gasto energético por m3 de agua desalada.

Procedimientos para la desalación de agua de mar

Las plantas desaladoras son instalaciones donde se realiza el proceso de obtención de agua dulce, apta para el consumo humano, por medio de la eliminación de la sal de agua de mar. La desalación puede realizarse por medio de diversos procedimientos, entre los que se pueden citar:
  • Ósmosis inversa
  • Destilación
  • Congelación
  • Evaporación relámpago
  • Formación de hidratos

En las Islas Canarias, en ausencia de corrientes naturales continuas de agua, el papel de la desalinización cobra cada vez mayor importancia.

Más información:

No hay comentarios:
Write comentarios

Si quieres, puedes dejar tus comentarios o expresar tus dudas:

@ingeniero_ccp